Con la llegada del fin de semana, más de uno ya está pensando en poder disfrutar de la playa y el buen tiempo o, simplemente, sentarse en un chiringuito a disfrutar de una bebida bien fría, una buena fritura de pescado y una ensalada de pimientos de acompañante que aporta un excelente sabor y una preciosa mezcla cromática.

Los mayores aún recuerdan que en los lugares de viñas se usaba la madera de sarmientos para usar los pimientos y, una vez asados, éstos se dejaban sudar envueltos en papel de periódico, para pelarlos una vez fríos.

INGREDIENTES

  • 2 pimientos para asar rojos
  • 2 pimientos para asar verdes
  • 1 cebolla grande
  • Vinagre (al gusto)
  • Aceite de oliva (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • 1 ó 2 tomates rojos y maduros (opcional)

PREPARACIÓN

  • Asamos los pimientos y, una vez asados, se colocan en un recipiente y se tapan para que suelten su jugo.
  • Pelamos los pimientos una vez reposados y fríos, y los cortamos a tiras. Los ponemos en una fuente.
  • Colamos el jugo de los pimientos y los echamos en la fuente. Añadimos la sal, un poco de vinagre, un chorreón de aceite y mezclamos.
  • Cortamos la cebolla a tiras y ponemos por encima.
  • IDEA: Si queremos añadir un par de tomates, es conveniente prepararlos a la par que los pimientos, siguiendo las mismas indicaciones.
  • SUGERENCIA: Es un auténtico festín mezclar una buena sartená de chanquetes (o con cualquier fritura de pescado), recién retirados del fuego, con la ensaladilla y, aún crujientes, comerlos. ¡A disfrutar!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *