La cocina de aprovechamiento, algo tan recurrente  y tan vinculado a la cocina doméstica, se ha vuelto una constante y/o una filosofía en la gastronomía internacional, convirtiendo en un arte la reinvención de recortes y alimentos ya cocinados para configurar con ellos nuevas recetas. Ese es el caso de esta receta, aprovechable para su uso con carne, pescado, hortalizas o, en este caso, huevo duro.

Esta misma receta aparece con el nombre de Turrajas de huevo en El cocinero español y la perfecta cocinera (1867) de Guillermo Moyano, el primer libro de cocina editado en Málaga.

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 6 a 8 huevos duros
  • 1 huevo fresco
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • Pan rallado
  • 1 cucharada de salsa de un guiso de carne
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

PREPARACIÓN

  • Cocemos los huevos, dejamos enfriar y los pelamos y los trituramos con un tenedor.
  • Añadimos el ajo y el perejil (muy picados), una cucharada o dos de salsa, sazonamos y amasamos en forma de albóndiga pequeña.
  • Pasamos las albóndigas por un plato con el huevo crudo batido y después emborrizamos con el pan rallado.
  • Freímos en una sartén con abundante aceite y sacamos una vez doradas, colocándolas sobre una servilleta de papel para que absorban el aceite sobrante.
  • IDEA: También puedes mojar las albondiguillas en miel de caña.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *