La cocina tradicional está llena de “platos humildes”, como es el caso de la receta de hoy, que servía como sustento de los hombres que trabajaban en el campo para las faenas de las vides y la vendimia. Así esta variante del gazpacho se tomaba con lo que se podía coger del terreno. Eso sí, las uvas no se echaban en la sopa (al contrario de lo que se cree), sino que se tomaban directamente del racimo entre sorbo y sorbo de ajoblanco.

Tenemos constancia ya de esta receta en Fudalat al-hiwan fit tayyibat al-ta’am wa-l-alwan (Relieve de las mesas, acerca de las delicias de la comida y los diferentes platos) del escritor murciano Ibn Razin al-Tugibi (1227 – 1293) en su receta de Asha (gachas) de almendras. Cuentan también las leyendas que, a finales del s. XIX, un ingeniero que hacía su trabajo de catastro en la zona de Almáchar en pleno verano, probó un tazón de ajoblanco que le ofreció una mujer para refrescarse y, sorprendido, se llevó a la capital la sencilla receta.

INGREDIENTES (para 6 personas)

  • 200 gr. de almendras
  • 1 rebanada de pan cateto (100 gr. aprox.)
  • 2 dientes de ajo
  • Litro y medio de agua
  • 1 racimo de uvas moscatel
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

PREPARACIÓN

  • Cocemos las almendras en agua hirviendo lo justo para poder quitarles la piel y apartamos. Dejamos en otro recipiente el pan mojado.
  • Trabajamos en un mortero las almendras, los ajos y le añadimos sal al gusto hasta que esté bien machacado.
  • Añadimos la miga del pan y seguimos majando, agregando poco a poco el aceite hasta tener una pasta homogénea y blanca.
  • Este es el momento en que añadimos agua a esa pasta con cuidado a la vez que movemos, evitando que se quede demasiado líquida.
  • Cuando se obtenga la densidad deseada, agregamos el vinagre y dejamos enfriar.
  • IDEA: Si servimos el ajoblanco con las uvas moscateles, el resultado será increíble…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *